Experiencias Docentes en el uso de Tecnologías para el Aprendizaje durante el confinamiento por COVID-19 en contextos multiculturales

Autores/as

Palabras clave:

Docencia, Educación Básica, enfoque multicultural, tecnologías para el aprendizaje

Resumen

La pandemia ha dejado experiencias docentes que mostraron la necesidad de integrar enfoques emergentes con tecnologías para el aprendizaje. El presente estudio tiene como objetivo analizar los factores tecnológicos y condiciones a las que se enfrentaron los docentes en educación básica ante el uso de tecnologías para el aprendizaje durante el confinamiento de 2020 a 2021, en contextos multiculturales. Investigación cuantitativa, empírico analítica, se aplicó un instrumento mixto dividido en secciones que comprendió 34 cuestionamientos a 138 sujetos que participaron en un taller de habilidades digitales docentes y contestaron voluntariamente. Se lograron identificar diversos factores relacionados con el contexto, el acceso a los recursos y su preparación, entre otros, situaciones que limitaron la práctica educativa durante la pandemia, los cuales impactaron en el uso adecuado de la tecnología como apoyo para el logro de los aprendizajes, en docentes mestizos y hablantes de las lenguas Náajeri, Wixárika, O’Dam y Mexican.

Citas

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, La Ciencia y la Cultura (UNESCO) y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), CEPAL-UNESCO (2020) “En la esfera de la educación, esta emergencia ha dado lugar al cierre masivo de las actividades presenciales de instituciones educativas en más de 190 países con el fin de evitar la propagación del virus y mitigar su impacto… a mediados de mayo de 2020 más de 1.200 millones de estudiantes de todos los niveles de enseñanza, en todo el mundo, habían dejado de tener clases presenciales en la escuela. De ellos, más de 160 millones eran estudiantes de América Latina y el Caribe”.

Ruiz (2020), precisa que algunos profesores se han visto ante la necesidad de modificar sus métodos pedagógicos, incluso de optar por otros recursos educativos para enfrentarse a la nueva experiencia y al cambio drástico que representa el emprender un proceso de educación en la modalidad virtual. Así también, Sánchez et al. (2020) plantean la falta de tiempo para capacitar a los docentes en aspectos básicos o mínimos para el manejo de herramientas que se desplegaron ante dicha situación, como Moodle, Zoom, Meeting, Skype, Google Hangouts, Google Meeting, Google Classroom, Blackboard, e incluso WhatsApp, como alternativas de comunicación grupal.

Mancera et al. (2020) plantean que frente a la contingencia, maestras y maestros han respondido con los medios que están a su alcance para mantener el quehacer educativo. Si WhatsApp o correo electrónico son los recursos más ampliamente disponibles y que más fácilmente permiten llegar a las familias, son estos en los que los docentes se apoyan.

“las marcadas diferencias socioeconómicas y la ubicación geográfica de algunos hogares fueron factores que redujeron la eficacia de las estrategias que estableció la SEP para estudiantes que no cuentan con internet”. (Gómez y Quijada (2021, p. 14)

De acuerdo con Fierro et al. (1999) la docencia implica diversas dimensiones que inciden para efectuar dicha labor, dentro de éstas: la dimensión personal, institucional, didáctica, valoral, social y la interpersonal.

Perrenoud (2005) establece que un docente ante los nuevos desafíos y las reformas educativas que se emprendieron en las décadas pasadas (del año 2006, del 2011 y la reciente 2018, en la educación básica en México) mantienen ciertas características en el perfil docente y que son: organizar y animar situaciones de aprendizaje, gestionar la progresión de los aprendizajes, elaborar y hacer evolucionar dispositivos de diferenciación, implicar a los alumnos en sus aprendizajes y en su trabajo, trabajar en equipo, participar en la gestión de la escuela, informar e implicar a los padres, utilizar las nuevas tecnologías, afrontar los deberes y los dilemas éticos de la profesión y organizar la propia formación continua.

De acuerdo con Ramírez y Barragán (2018) las tecnologías para el aprendizaje en el proceso pedagógico, constituyen herramientas de apoyo en las que intervienen diversos factores que proveen de beneficios al momento de usarlas, las cuales tienen como función primordial el comunicar, compartir, socializar, valorar entre otras actividades propias de la docencia y que por tanto favorecen la interacción entre los estudiantes y los diversos agentes formativos que se involucran en el proceso de formación.

Cabero et al. (2016, p. 24), “mejora potencialmente el aprendizaje… aumenta la motivación para llevar las tareas grupales, lo que contribuye, a su vez, al aumento de la autoestima así como el desarrollo de habilidades de trabajo en equipo”.

Descargas

Publicado

2022-05-05

Cómo citar

Cruz Rivera, D., Fonseca Ávalos, M. E., Martínez Vázquez, A. V. ., & Ruiz Delgado, A. G. . (2022). Experiencias Docentes en el uso de Tecnologías para el Aprendizaje durante el confinamiento por COVID-19 en contextos multiculturales . EDUCATECONCIENCIA, 30(35), 50–77. Recuperado a partir de https://tecnocientifica.com.mx/educateconciencia/index.php/revistaeducate/article/view/496

Número

Sección

Artículos de investigación